Rejuvenecimiento Facial a través del Botox , Ácido Hialurónico y plasma rico en plaquetas.

Acido hialuronico:

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de manera natural en nuestro organismo, puesto que forma parte de numerosos tejidos y órganos de nuestro cuerpo como los cartílagos o la propia piel. A medida que nos vamos haciendo mayores, la presencia de esta sustancia va disminuyendo considerablemente. A partir de los 35 años la forma de nuestro rostro comienza a cambiar como consecuencia del descenso de nuestro capital de ácido hialurónico. Esto provoca la pérdida de volumen y de firmeza y la aparición de arrugas, y por lo tanto el envejecimiento de la piel.Imágenes integradas 1

Toxina Botulínica (Botox)

La toxina botulínica es una proteína natural, la cual se infiltra en ciertos grupos musculares, y  está indicada para el tratamiento de las arrugas de expresión causadas por la contracción continuada de los músculos.

Su efecto se aprecia a los 5-7 días tras su aplicación. La toxina no estira la pielno inflama los labios, ni produce ningún efecto de masa en el rostro, tan sólo devuelve a la expresión una relajación natural.

Indicaciones:

Pacientes que presentan cierto exceso de arrugas de expresión en relación al estado general de su rostro.

Beneficios

Disminución de las arrugas

Efecto natural

Técnica indolora.

Método Seguro.

Se puede aplicar en cualquier época del año

Duración de la sesión: 20 min.

Sesiones necesarias: aproximadamente cada 4-5 meses.

Plasma rico plaquetas:

¿QUÉ ES EL PLASMA RICO EN PLAQUETAS?

Consiste en inyectar en la piel material autólogo, es decir, sangre del propio paciente.  Los resultados son inmediatos aportando una mayor luminosidad, hidratación y mejoría del tono de la piel, con efectos a largo plazo. Regenera el colágeno mejorando la flacidez y tiene un efecto preventivo del envejecimiento cutáneo.

Es un tratamiento idóneo para ser aplicado en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica.

 

EL TRATAMIENTO

El Plasma Rico en Plaquetas se obtiene a partir de la propia sangre del paciente, mediante un proceso que incluye el centrifugado de la misma, dividiéndola y retirando el plasma rico en plaquetas. Dicho plasma se activa y se obtienen los factores de crecimiento, que son los que se inyectan en la piel del paciente. Las inyecciones son superficiales en dermis, que es donde se encuentran el colágeno, elastina y fibroblastos responsables del tono de la piel y de la formación de arrugas.

El riesgo de alergia es nulo y la capacidad de estimular las propias células es muy superior al efecto que tienen productos como el ácido hialurónico y los complejos vitamínicos. Está comprobado que el plasma es una fuente de factores de crecimiento que ayuda a regenerar el colágeno de la piel, consiguiendo así un efecto antienvejecimiento. Además los factores de crecimiento estimulan la renovación celular y activan la circulación.

Se recomienda hacer un ciclo de 3 sesiones por año, y opcionalmente, se combina con otros productos, dependiendo de las necesidades de la piel.

Imágenes integradas 1